Curso de uñas de gel: El cuidado de las uñas

Nuestras uñas son un reflejo de muchos aspectos de nuestra vida, ellas demuestran la importancia que le damos a la higiene, nuestra apariencia e inclusive qué tanta atención prestamos a los detalles. Por eso, siempre procuramos ser atendidas por una manicurista que haya hecho un curso de uñas de gel o acrílicas, para asegurarnos de que estamos en las mejores manos.

Pero la importancia de esta experiencia va más allá de la apariencia de nuestras uñas. Una manicurista con una formación de este tipo, sabe que las uñas en muchas ocasiones también son reflejo de nuestra salud, tanto por lo que nos indican como por lo que sufren al ser descuidadas.

Tal vez te ha pasado que tus uñas se tornan de un color anormal, si no te ha ocurrido, seguramente has visto a alguna persona que tiene las uñas amarillentas, oscuras o azuladas.

Recordemos que nuestro cuerpo de muchas maneras nos da señales cuando algo no está bien, y el color de las uñas a veces es uno de estos signos. Cuando se muestran amarillentas, son evidencia de que la persona es fumadora, pero también puede significar que hay un problema renal.

Se muestran oscuras tras una lesión que causa un hematoma en esta región o también para señalar algunas enfermedades de la piel como la psoriasis. Y si se tornan azules o violetas podríamos tener problemas de oxigenación en la sangre.

Las manchitas blancas

Creo que nadie puede decir que en algún momento no han aparecido en sus uñas las misteriosas manchas blancas, que de niños pensábamos que eran marcas que nos delataban cuando mentíamos, y otra hipótesis, es que resultaban de la falta de calcio.

Ninguna de las anteriores es la causa. Esta coloración tan común se denomina leuconiquia y es el resultado de alguna lesión previa en la uña, es decir, si hemos sufrido alguna inflamación o trauma en la matriz de la uña, después de un par de meses, cuando esta crezca, veremos la mancha en ella.

Esto es totalmente inofensivo y así como para verla es necesario que crezca la uña, para deshacernos de ella, también. Sin embargo, el color blanquecino de las uñas también podría ser síntoma de algún hongo y a esto sí debemos estar atentas.

Uno de los mayores problemas con este tipo de infecciones es el aspecto de las uñas, lo que para muchos es motivo de vergüenza. Pero así como otras enfermedades dermatológicas como la dermititis, se atienden con una crema dermatitis atópica, las uñas también necesitan de una crema, en este caso fungicida y de una higiene especial.

Muchas de estas infecciones pueden contagiarse a través de limas o cortaúñas utilizados en personas con estos hongos, esto es un elemento adicional a tener en cuenta antes de seleccionar a nuestra manicurista.

Volver